Odontología Preventiva y su importancia en el adulto mayor

By 8, Marzo 2017Dental, Salud

El grupo de la tercera edad es muy heterogéneo, muchos ancianos mantienen una vida activa en la que adoptan nuevas actividades, las que a menudo desarrollan con gran entusiasmo. Desean no ser tratados como “viejos” y cada vez son más los que anhelan una dentadura de buena presencia y funcionalidad.

Sin embargo, en general, la capacidad regenerativa del cuerpo disminuye y se llega a un proceso de desgaste en el que sobrevienen enfermedades crónicas. El proceso de envejecimiento produce en la cavidad oral una serie de cambios graduales, irreversibles y acumulativos, lo que origina en ella una mayor vulnerabilidad a los agentes traumáticos e infecciosos.

Por otra parte, la mayoría de los adultos mayores toman a menudo medicamentos que con frecuencia tienen efectos secundarios en la cavidad oral reflejado en la disminución del flujo salival. Como resultado de esto hay mayor probabilidad de la ocurrencia de caries y enfermedades en las encías, infecciones provocadas por hongos.

Es posible también el desarrollo de tumores en la cavidad oral, sobre todo en fumadores y consumidores de alcohol. Para prevenir esto es necesario un diagnostico oportuno.

Por estas razones, a medida que uno envejece, resulta aún más importante cuidar los dientes y la salud bucodental. Si no se hace revisiones dentales con regularidad, esto podría llevar a su vez a que los problemas no se diagnostiquen hasta que sea demasiado tarde.

Una idea errónea generalizada es que es inevitable perder los dientes. No es cierto. Si se cuidan correctamente, los dientes pueden durar toda la vida.

Estos son algunos consejos para preservar y mejorar su salud bucal:

  • Cepíllese al menos 3 veces al día con un cepillo de dientes de cerdas suaves. También puede ser beneficioso el uso de un cepillo de dientes eléctrico.
  • Uso de pastas fluoradas.
  • Límpiese entre los dientes una vez al día con seda dental u otro limpiador interdental.
  • Si lleva dentadura completa o parcial, recuerde limpiarla a diario. Extraiga la dentadura de la boca durante un mínimo de cuatro horas todos los días. Lo ideal es extraerla por la noche.
  • Beba agua corriente. Dado que, por lo general, contiene flúor, ayuda a evitar la caries dental, con independencia de la edad.
  • Deje de fumar. Además de aumentar el riesgo de padecer cáncer de pulmón y otros cánceres, fumar agrava los problemas de la enfermedad de las encías, la caries dental y la pérdida de dientes.
  • Visite al dentista con regularidad para una revisión dental completa. Intervalos de control entre 3-6 meses.